UA-84130932-1

Determinados nutrientes como el betacaroteno, probablemente el más conocido, no solo favorecen el bronceado, sino que en algunos casos nos ayudan a proteger la piel de la radiación solar y en otros a prolongar el moreno que deseamos.

En cualquier caso, siempre hay que utilizar filtros solares, para mantener la salud de la piel y prevenir su envejecimiento a causa de una exposición excesiva al sol.

Los mejores alimentos

  • Vitamina B: Mantiene la elasticidad de la piel, protegiendo el colágeno. Están presentes en pasta, cereales integrales y todos sus derivados.
  • Antioxidantes: Incluyen vitamina C, zinc y luteína. Presentes en frutas y verduras de color rojo (moras, frambuesas, arándanos, tomates, berenjenas, etc.), también en zanahorias, aguacate, col, brécol, cítricos, espinacas y cebollas. Una copa de vino tinto al día es incluso saludable para el corazón, pero también para evitar la acción de los radicales libres, ya que contiene un alto contenido en antioxidantes en un modo muy concentrado.
  • Betacaroteno: Es una provitamina que el hígado transforma en vitamina A. Tiene una acción antioxidante y elimina los radicales libres como el exceso de sol, tabaco, etc. También aumenta la producción de melatonina, lo que favorece y acelera el
    bronceado. La zanahoria es el alimento con mayor concentración de esta provitamina, pero puede decirse que las frutas y verduras de colores más llamativos la contienen en mayor o menor medida.

Protégete de los efectos nocivos de la radiación ultravioleta

  • Agua: Es esencial para evitar la deshidratación del organismo y para mantener la piel hidratada. Ten siempre a mano una botella de agua y bebe con frecuencia, siempre a pequeños sorbos.
  • Vitamina C: Es un antioxidante que protege el colágeno y la elastina, dos sustancias fundamentales para mantener la elasticidad de la piel.
  • Vitamina E: También tiene una acción antioxidante y nos protege del bloqueo de los radicales libres. Se encuentra en los cereales, frutos secos y legumbres.
  • Ácidos grasos: Favorecen el hecho de que el bronceado dure más. Se encuentran habitualmente en los aceites vegetales, el pescado azul y en los frutos secos.

Consejo: utiliza filtros solares adecuados, evita las horas de mayor insolación y no prolongues las sesiones de bronceado más de 30 minutos.

Si prefieres te llamamos

Te asesoramos sin compromiso

916 811 040
656 926 982