Con la resaca todavía de las fiestas navideñas, llega la época típica en la que echamos la vista atrás para hacer balance de lo que ha sido nuestro último año, de lo que hemos hecho y, sobre todo, de lo que no hemos hecho y nos gustaría haber realizado. Es entonces cuando sacamos papel y boli para hacer nuestro listado de buenos propósitos para el año entrante. En el top de esta lista siempre podemos encontrar el llevar una vida más sana con acciones como apuntarnos al gimnasio, comer sano o dejar de fumar; pero tampoco falta nunca mejorar nuestra formación especialmente en idiomas aunque también podemos encontrar el temido carné de conducir, entre otras muchas.

La mejor manera de alcanzar todas estas metas es fijarlas de forma correcta y realista. Debemos analizar la situación en la que estamos y en la que queremos estar y ver cuáles son los pasos a seguir para alcanzarla. Conseguir una meta nos va a costar tiempo y esfuerzo por lo que es conveniente establecer tres o cuatro y no una lista enorme. Una vez que las alcancemos, habrá momento para fijar otras nuevas.

Debemos fijar pequeños objetivos a corto plazo y evaluar de manera objetiva si los vamos alcanzando. Por ejemplo, una meta mal fijada es perder peso. Así, si nuestro médico nos ha recomendado perder 10 kilos para estar en nuestro peso ideal y saludable, una meta fijada correctamente sería perder 10 kilos en 5 meses, para lo cual deberemos perder 2 al mes. En este caso, cada semana deberíamos controlar si hemos perdido medio kilo y saber así si lo estamos haciendo bien o no. También, hay que determinar las acciones que nos van a llevar a alcanzar el éxito: llevar una dieta sana y equilibrada fijada por un especialista, que nos garantice que estamos tomando todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita, e ir al gimnasio. En este sentido, ir al gimnasio podría ser también una acción mal planteada, por lo que podríamos marcar en un calendario que vamos a ir lunes, miércoles y viernes a las seis de la tarde, rodeando en verde la fecha cada día que lo cumplamos y en rojo la que no para a final de mes comprobar si vamos cumpliendo lo propuesto. De lo contrario, son altas las posibilidades de no cumplir nuestro listado y que a final de año tengamos ese sentimiento de fracaso y malestar con nosotros mismos.

Pídenos información sin compromiso. ¡Asesoramiento gratuito!

Leer política de privacidad.

Solicita información llamando gratis

911 563 152
656 926 982

Abrir chat