El sueño tiene una función restauradora para el cuerpo y reguladora de nuestros biorritmos. Durante la noche, descansamos física y mentalmente y son muchos los beneficios de esta función básica: regeneración celular, cuidado de la función cardiaca, regulación de enfermedades como la diabetes, mantenimiento adecuado del peso, consolidación de la memoria, etc.

Pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo y de ahí la importancia de esta función, básica para llevar una vida saludable; tanto como llevar una buena alimentación o realizar ejercicio físico. Se debe dormir en torno a las 7 u 8 horas al día para mantener un buen funcionamiento físico y mental de nuestro organismo, aunque esta cantidad de horas puede variar un poco en función de cada persona y de su edad.

Es más frecuente que los problemas de sueño se presenten en mujeres, debido a los cambios hormonales que experimentan a lo largo del tiempo, pero hay otros factores ambientales que pueden agravar los problemas para dormir como, por ejemplo, tener un trabajo a turnos.

Puedes seguir estos pequeños consejos que te ayudarán a dormir bien:

· Evita echarte la siesta o si lo haces que sean sólo de 20 ó 30 minutos.
· Si haces deporte por las tardes, asegúrate que pasen más de dos horas entre que terminas la actividad física y te vas a la cama.
· Toma cenas ligeras, también un par de horas antes de irte a dormir.
· Fíjate un horario para echarte a dormir y respétalo todos los días.
· Evita el consumo de cafeína, alcohol y tabaco.
· Toma un baño de agua caliente antes de ir a dormir.
· No utilices el móvil o la Tablet en la cama y no duermas con ellos en la mesilla. Se ha demostrado que la pantalla de estos aparatos disminuyen la melatonina, una hormona que regula el sueño.

No debemos preocuparnos si ocasionalmente dormimos mal pero si se convierte en la norma, podríamos estar sufriendo un trastorno del sueño y es entonces cuando deberíamos ponernos en manos de profesionales, ya que el cansancio por no dormir nos dificulta afrontar el día a día, estamos irritados y no nos concentrarnos en las labores que debemos realizar.

Si quieres estar al día de las últimas novedades en el ámbito de la salud, síguenos en nuestras redes sociales Facebook, Twitter y Google+.

Abrir chat