Hay que seguir trabajado con el objetivo de concienciar a la sociedad de la importancia de la prevención, detección precoz y control de la enfermedad mediante el acceso a tratamientos y cuidados eficaces y a los gobiernos de la importancia de aumentar los presupuestos en investigación para alcanzar la cura definitiva. Debemos tener en cuenta que en nuestro país, el cáncer supone una de las principales causas de muerte y, en este sentido, se estima que un tercio de los hombres y un cuarto de las mujeres padecerán algún tipo de cáncer a lo largo de su vida.

Aunque en algunos estudios se otorga mayor o menos importancia a determinado tipo de factores, todos coinciden en que el riesgo de desarrollar esta enfermedad puede depender de factores tanto internos (por ejemplo, problemas en la replicación del ADN) como externos (por ejemplo: la exposición a radiación ultravioleta o pesticidas o el consumo de alcohol o tabaco).

La dieta es un factor clave en la prevención y lucha contra este tipo de enfermedades. Así, el consumo excesivo de carne roja o procesada incrementa el riesgo de padecer cáncer colorrectal, de páncreas y de próstata ya que en su elaboración se producen sustancias químicas cancerígenas. Por el contrario, podemos prevenir el cáncer siguiendo una dieta mediterránea rica en fibra.

En relación a la nutrición, determinados alimentos se han revelado eficaces en la lucha contra algunos tipos de cáncer. De este modo, el aceite de oliva virgen extra contribuiría a disminuir el riesgo de cáncer de mama. La granada contiene sustancias que inhibirían el movimiento de las células cancerígenas, reduciendo la metástasis. La leche materna contiene unas proteínas que prevendrían tumores infantiles agresivos. Las ciruelas y los melocotones ayudarían a destruir las células del cáncer de mama, sin dañar las células sanas. El orégano provocaría la muerte de las células tumorales de la próstata. Y estos son sólo algunos ejemplos.

En la actualidad, se están consiguiendo avances importantes contra el cáncer. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer. Por citar alguna investigación en curso, podríamos mencionar el estudio llevado a cabo por la Escuela de Medicina de Warwick (Reino Unido), que ha identificado más de 800 marcadores en la sangre de pacientes con cáncer que podrían usarse como base para una prueba de detección precoz de muchos tipos distintos de cáncer, lo que facilitaría la curación de muchos pacientes.

Si notas que algo no va bien en tu organismo, contacta con tu médico y si quieres ponerte en manos de profesionales con una amplia experiencia en el campo de la medicina, contrata tu seguro de salud con Sanitas. Solicita información sin compromiso en https://www.segurosanitasmadrid.es/seguro-sanitas-presupuesto/

 

 

Abrir chat